Categorías

PARADOJAS.

14/04/2015· Violencia de Género

{TRIBUNA LIBRE} MARÍA SIERRA ABOGADA En el año 2004 se aprobó la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, era entonces ministro de Justicia Juan Antonio López Aguilar, miembro del gobierno socialista presidido por Rodríguez Zapatero. Desde su entrada en vigor han sido muchas las críticas vertidas a la ley en el sentido de que en la misma "sólo se busca proteger a la mujer frente al maltrato del hombre dándole una posición de privilegio que en ocasiones es utilizada como arma en busca de su propio interés", y es que son muchas las asociaciones y grupos de presión que desde que se aplica la ley vienen acusando a las autoridades de "no perseguir las miles de denuncias falsas que truncan la vida de tantos padres e hijos". En el año 2008 fue una magistrada de la Audiencia Provincial de Barcelona quien abrió la caja de los truenos al afirmar en un medio de comunicación que "muchas mujeres utilizan la ley para obtener mejores condiciones en los procesos civiles de ruptura de pareja" por recogerse en el código civil que "no procederá la guarda y custodia conjunta o compartida cuando el juez advierta, de las alegaciones de las partes y de las pruebas practicadas, la existencia de indicios fundados de violencia doméstica". En la misma línea se ha pronunciado el Secretario del Sindicato Independiente de la Policía española (SIPE) para el que "muchas mujeres denuncian a sus parejas aconsejadas por los despachos de abogados que ostentan su representación, algunos de los cuales reciben subvenciones por la defensa de mujeres maltratadas", y todavía va más allá al afirmar que "un alto porcentaje de las mujeres que interponen denuncias falsas por malos tratos están inmersas en un proceso de separación o custodia compartida y buscan apartar al marido de los bienes o de los hijos". Hace escasos días nos sorprendió la noticia de que ha sido imputado por violencia de género el ministro socialista López Aguilar, quien curiosamente ha manifestado de forma reiterada "que él no ha sido", " que esto es una denuncia falsa", "que se está divorciando" "y que su ex mujer quiere quedarse con la custodia de sus hijos", por lo que me nace la curiosidad de saber ¿qué pensará ahora, que lo vive en sus carnes, el exministro de todas las personas que forman parte de esas asociaciones y sindicatos que nunca fueron escuchados y que alegan exactamente lo mismo que él?. El tiempo dirá si la verdad está o no de su parte.