Inicio

María Sierra empezó a ejercer la abogacía en Santiago de Compostela en el año 1996, por lo que son quince años de experiencia los que respaldan este despacho de abogados.

Después de años de trabajo en otros despachos de prestigio en la ciudad de Santiago, María Sierra, abrió su despacho con el objetivo de ofrecer a sus clientes una atención personalizada y un seguimiento directo de todos y cada uno de los asuntos que se le encomiendan, sin derivar responsabilidad a empleados, colaboradores o pasantes.

María Sierra, se encarga desde la primera consulta hasta el archivo definitivo del asunto de la dirección técnica del mismo y ejerce en todo el territorio nacional desplazándose a la sede judicial que sea necesario siendo en toda la Comunidad Autónoma de Galicia donde desarrolla mayormente su trabajo, en colaboración con un grupo de Procuradores cuidadosamente seleccionados para la representación del cliente ante cada partido judicial.

María Sierra, colabora para la dirección letrada de innumerables procedimientos judiciales, fundamentalmente de discusiones de custodia, divorcios, herencias, reclamaciones de paternidad, accidentes de tráfico, negligencias profesionales, incapacidades y pensiones.

El despacho María Sierra Abogados se ajusta en cuanto a sus honorarios a los criterios orientativos del Ilustre Colegio de Abogados de Santiago de Compostela.